¿Qué son los Trastornos Psicosomáticos?

trastornos psicosomaticos tipos tratamiento

Creemos que es importante reconocer los Trastornos Psicosomáticos para que sepas cuándo debes acudir a un médico y cuándo además necesitas la ayuda de un/a terapeuta.

A lo largo de este artículo de Psicoeducación te desarrollaremos las causas más comunes de problemas psicosomáticos, algunos de sus síntomas, diferentes tipos y cómo puedes tratarlos.

Definición

trastornos psicosomaticos tipos tratamiento

Los Trastornos Psicosomáticos son conocidos como afecciones físicas causadas por determinados estados mentales y emocionales. 

Los desórdenes psicosomáticos se representan con un conjunto de síntomas y dolencias físicas que no pueden ser explicadas por ningún tipo de causa biológica, anatómica o fisiológica, generando mucha ansiedad y estrés tanto en quien lo padece cómo en su entorno más cercano.

¿A quién no le genera angustia sufrir algún tipo de enfermedad y no saber la causa que la genera? Este es uno de los mayores problemas con las afecciones psicosomáticas, tardan en ser diagnosticadas porque no se encuentran los motivos en una sola consulta clínica.

Causas

Si bien no existe una única causa determinante que provoque este tipo de enfermedades psicosomáticas, podemos enumerar algunos de los factores que pueden desencadenar problemas psicosomáticos:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Duelos no resueltos
  • Situaciones traumáticas
  • Angustia persistente

Cabe aclarar que no todas las personas que atraviesan por algunas de estas situaciones o estados emocionales sufren de trastornos psicosomáticos, tienen que ver también las características personales de cada individuo, su contexto e historia de vida.

Descargate con un click nuestro libro digital con ejercicios y técnicas autoadministrables de psicología cognitivo conductual para aprender a controlar la ansiedad y los ataques de pánico.

Tipos de Trastornos Psicosomáticos

Existen diferentes desórdenes psicosomáticos, muy variados y diferentes en su sintomatología, pero aquí te explicaremos brevemente algunos de los más comunes en nuestras consultas y qué afecciones físicas provocan.

Trastornos psicosomáticos: ejemplos

  1. Gastritis nerviosa: no está producida por ningún tipo de bacteria sino por un desorden emocional.  Puede ser causada por el estrés, la ansiedad o alguna otra alteración en el estado de ánimo que se prolongue en el tiempo. Los síntomas psicosomáticos que conlleva son dolor intenso en el estómago, acidez, vómitos, diarrea, sensibilidad a determinados alimentos.
  2. Migrañas: son dolores muy intensos de cabeza que se mantienen por un periodo de tiempo largo y no disminuyen en su intensidad con simplemente tomar un medicamento para el dolor. Puede también producir mareos y náuseas. 
  3. Asma: causa dificultad para respirar, dolor en el pecho, silbidos, tos y agitación. Se desarrolla por lo general en niños pero también hay adultos que la sufren.
  4. Psoriasis: es una enfermedad que se produce en la piel y genera manchas rojas con escamas que producen picazón y ardor. Por momentos los síntomas pueden disminuir, pero antes situaciones estresantes vuelve a haber un rebrote.

Como verás las enfermedades psicosomáticas pueden afectar tanto al sistema nervioso, como al respiratorio, digestivo o a la piel, no hay lugar de nuestro cuerpo que quede exento de sufrir este tipo de trastorno.

Lo importante es poder detectar a tiempo sus síntomas para hacer un tratamiento global que ayude a curarlo.

Tratamiento para los Trastornos Psicosomáticos

No existe un único tratamiento que sea el más efectivo para tratar los problemas psicosomáticos, sino más bien un conjunto de ellos que pueden brindarte el acompañamiento necesario para tratarlo.

Primero es necesario acudir a un médico clínico especialista en el sistema que esté afectado en tu cuerpo, si es el respiratorio es recomendable ir a un neumonólogo, si es el nervioso a un neurólogo, gastroenterólogo para problemas estomacales y dermatólogo para los de la piel.

Luego de esa primera consulta y tras haber descartado una causa fisiológica, es necesario que comiences un Tratamiento Cognitivo Conductual que te ayude con el manejo de tu estrés, ansiedad, o cualquier otro estado emocional que está provocando estos síntomas psicosomáticos.

Además, seguramente habrá algunos cambios que podrás realizar en tu rutina habitual para poder sobrellevar mejor los dolores que estés padeciendo, sea actividad física, cambio de alimentación, o cualquier otro tipo de conducta que favorezca tu cuidado personal.

Si tienes alguna otra duda, contáctanos!

Nuestro equipo de psicólogos online está para ayudarte!

Tratamiento para Celotipia

Tratamiento para Celotipia

El tratamiento para celotipia consiste en reforzar la autoestima del individuo, reconocer su propia valía y establecer aspectos de la vida que no dependan de la opinión o la atención de otra persona.

También es útil enseñar a las personas afectadas por la celotipia a controlar y eliminar sus pensamientos negativos para reducir la intensidad de sus celos.

La terapia cognitivo-conductual o psicoterapia puede ser especialmente eficaz para ayudar a las personas a equilibrar sus estilos de pensamiento erróneos o poco útiles.

¿En qué consiste el tratamiento para Celotipia?

Cuando los celos ocupan nuestra mente de forma casi constante y desenfrenada, podemos decir que estamos frente a un cuadro de celos patológicos o Celotipia que requiere tratamiento psicológico.

Tratamiento para Celotipia

Durante el tratamientos psicológico cognitivo conductual para Celotipia, se busca:

  • Que el paciente reconozca la celotipia o a las ideas de celos delirantes como creencias incomprobadas, flexibilizando sus pensamientos.
  • Que sus ideas celotípicas son una reacción a su entorno y una búsqueda de sentido a sus percepciones.
  • Que comprenda que muchas de las perturbaciones que percibe son producto de su enfermedad, el cuadro de celotipia.
  • Que puede aprender a reinterpretar la realidad de una manera menos extrema.
  • Y, finalmente, reniegue de su propio delirio buscando dar explicaciones nuevas a situaciones que le estaban perturbando/afectando.

Este trastorno es caracterizado por una permanente desconfianza hacia la otra persona y pensamientos recurrentes de estar sufriendo una infidelidad por parte de la pareja, lo cual puede ser muy desgastante con el paso del tiempo.

Tipos y definición de los Celos comunes

Los celos son una emoción bastante común que puede causar serios problemas emocionales cuando se sale de control en nuestras vidas.

Tipos de Celos en el Tratamiento psicológico para Celotipia:

  • Celos de rival: se trata de un miedo a posibles rivales, especialmente si estás en una relación y temes que tu pareja se sienta atraída por otra persona, pueda ser desleal contigo y como resultado te deje.
  • Celos de envidia: se trata de sentir celos de otra persona, como sus cualidades, posesiones, recursos, etc.

Los sentimientos que se experimentan cuando se está en un estado de celos incluyen:

  • el resentimiento,
  • el dolor,
  • la ira,
  • la sensación de incapacidad,
  • el fracaso o la humillación,
  • sensación de impotencia,
  • y frustración.

Ambos tipos también pueden implicar una tendencia a compararse con otra persona, sintiéndose inferior o carente de algo y, en última instancia, manteniendo sus percepciones de inferioridad con una gran importancia.

¿La Celotipia posee Tratamiento Farmacológico?

Si. En los cuadros más graves se recomienda para la Celotipia tratamiento farmacológico acompañado de psicoterapia.

Siempre se ha recomendado en la Celotipia el tratamiento Farmacológico del trastorno delirante. Normalmente se receta el uso de neurolépticos y pastillas para la depresión de última generación.

Los celos patológicos o la celotipia son el tercer motivo causal de asesinatos alrededor del mundo. Si no se los controla con un tratamiento para celotipia efectivo, la persona y sus seres queridos se ponen en riesgo inncesariamente.

¿La celotipia se cura?

Si. La celotipia se cura con los tratamientos adecuados (psicológico cognitivo conductual y el farmacológico).

La Terapia para los Celos e Inseguridad de enfoque Cognitivo-Conductual es una de las más recomendadas para este tipo de casos.

Nuestros psicólogos online altamente capacitados pueden trabajar con cualquier persona que sufra de este problema para ayudarles a entender por qué lo están experimentando, y cómo pueden tomar medidas positivas para manejarlo más eficazmente.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


Un cierto grado de celos puede ser algo positivo, demuestra que los seres humanos tienen sentimientos y sienten afecto. Incluso para algunas parejas puede ayudarles a encender la pasión.

Sin embargo, debido en parte al estigma que rodea a los celos, puede crear sentimientos de vergüenza y culpa, lo cual puede agravar el cuadro si se trata de un caso de celotipia o celos graves.

No dudes en consultarnos sin cargo por nuestros servicios psicológicos en línea.


TEST de Pareja GRATIS disponibles en nuestra web:


Artículos recientes sobre Terapia de Pareja en linea:


Tipos de Depresión en el Adulto Mayor ¿Cómo reconocerla?

tipos de depresion en el adulto mayor

Existen diversos tipos de Depresión en el Adulto Mayor que se caracterizan por una sintomatología particular. Este trastorno mental se puede presentar en un cuadro leve, moderado o grave.

Los adultos mayores corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades mentales debido al efecto acumulativo de numerosos factores de riesgo, como las enfermedades crónicas y el aislamiento.

Tabla de contenidos

  1. Detectar a tiempo la Depresión en el Adulto Mayor
  2. Reconocer los Tipos de Depresión en el Adulto Mayor
  3. Síntomas de la depresión en el Adulto Mayor
  4. Adultos Mayores con riesgo de depresión
  5. Tratamientos médicos para tipos de depresión en el Adulto Mayor
  6. Tratamientos psicológicos para la depresión en el Adulto Mayor

Aunque todos nos sentimos tristes, de mal humor o decaídos de vez en cuando, algunas personas experimentan estos sentimientos de forma intensa, durante largos periodos de tiempo (semanas, meses o incluso años) y a veces sin ninguna razón aparente.

La depresión en el adulto mayor es algo más que un estado de ánimo bajo: es una afección grave que repercute en la salud física y mental.

tipos de depresion en el adulto mayor

Sin embargo, no hay pruebas de que el envejecimiento en sí mismo sea un factor de riesgo para la depresión en el futuro.

Se cree que las tasas de depresión entre las personas que viven en centros residenciales para adultos mayores de edad son mucho más elevadas que en la población general: alrededor del 30%.

Una de cada seis mujeres y uno de cada ocho hombres sufrirán depresión en algún momento de su vida. Todavía no se conocen los índices exactos de depresión en adultos mayores. Sin embargo, se cree que entre el 10% y el 15% de las personas mayores de 65 años en América sufren depresión.

Detectar a tiempo la Depresión en el Adulto Mayor

La depresión no suele reconocerse ni detectarse bien en las personas mayores. Síntomas como la tristeza, los problemas de sueño y apetito o los cambios de humor pueden ser descartados como parte “normal” del envejecimiento. Te invitamos que conozcas un poco más sobre este trastorno leyendo nuestros artículos de psicoeducación.

Síntomas como la falta de concentración y las dificultades de memoria pueden confundirse con otras enfermedades, como la demencia.

La depresión puede reducir la calidad de vida de una persona y sus relaciones con los amigos y la familia.

La depresión severa es un factor de riesgo de pensamientos suicidas. La tasa de suicidio más alta en la población masculina es la de los mayores de 85 años.

Reconocer los Tipos de Depresión en el Adulto Mayor

La depresión entre los adultos mayores puede pasar desapercibida con facilidad cuando se trata de un tipo leve (o distimia). A las personas mayores les puede resultar difícil reconocer o hablar de sus sentimientos de tristeza o depresión y puede que no pidan ayuda.

Los síntomas de la depresión que serían preocupantes en una persona más joven, como el insomnio o el retraimiento social, pueden ser ignorados en las personas mayores como si se tratara de un “envejecimiento”.

La depresión puede afectar a la memoria y la concentración, sobre todo en el adulto mayor. A veces se da por sentado que los problemas de memoria o concentración se deben a los cambios de pensamiento relacionados con la edad, y no a la depresión.

Por lo tanto, es importante pensar de forma proactiva en la posibilidad de una depresión y evaluar si puede estar presente.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


Síntomas de la depresión en el Adulto Mayor

La depresión afecta a la forma de pensar, sentir y actuar de las personas; más aún del adulto mayor que ya carga con una cierta degeneración cognitiva producto de su edad.

En el tipo de depresión leve y moderada, el adulto mayor puede perder el interés por las cosas que normalmente disfruta. Pueden carecer de energía, tener dificultades para dormir o dormir más de lo habitual. Algunas personas se sienten irritables y a otras les cuesta concentrarse.

La depresión hace que la vida sea más difícil de llevar en el día a día.

Una persona mayor puede estar deprimida si, durante más de dos semanas presenta algunos de los siguientes síntomas:

  • se siente triste, deprimida o miserable la mayor parte del tiempo, o
  • ha perdido el interés o el placer por la mayoría de sus actividades habituales, y
  • ha experimentado varios de los signos y síntomas en al menos tres de las categorías siguientes.

Los sentimientos pueden incluir:

  • mal humor o irritabilidad, que puede presentarse como ira o agresividad
  • tristeza, desesperanza o vacío
  • sensación de agobio
  • inutilidad
  • culpabilidad.

Los pensamientos pueden verse afectados por

  • indecisión
  • pérdida de autoestima
  • comentarios negativos como “Soy un fracaso”, “Es mi culpa” o “No vale la pena vivir”
  • preocupación excesiva por la situación económica
  • percepción de un cambio de estatus en la familia
  • pensamientos frecuentes sobre la muerte y el fallecimiento
  • pensamientos suicidas

Los síntomas conductuales incluyen

  • ralentización general o inquietud
  • abandono de las responsabilidades y del cuidado personal
  • alejamiento de la familia y los amigos
  • comportamiento fuera de lo normal
  • disminución de la capacidad de funcionamiento en el día a día
  • confusión, preocupación y agitación
  • incapacidad de encontrar placer en cualquier actividad
  • negación de los sentimientos depresivos como mecanismo de defensa

Los síntomas físicos incluyen

  • problemas de memoria
  • dormir más o menos de lo habitual
  • sensación de cansancio permanente
  • lentitud de movimientos
  • dolores de cabeza, de espalda o de cabeza inexplicables
  • trastornos digestivos, náuseas, cambios en los hábitos intestinales
  • agitación, retorcimiento de las manos, ritmo de vida
  • pérdida o cambio de apetito
  • pérdida (o aumento) de peso significativo

Es importante tener en cuenta que todo el mundo experimenta algunos de estos síntomas de vez en cuando y no significa necesariamente que la persona esté deprimida. Del mismo modo, no todas las personas que experimentan una depresión presentan todos estos síntomas.

Además, el adulto mayor puede utilizar un lenguaje diferente para referirse a su depresión. En lugar de describir la “tristeza”, por ejemplo, pueden hablar de “sus nervios”.

sintomas de depresion en los adultos mayores

Adultos Mayores con riesgo de depresión

Aunque no se conoce la causa exacta de la depresión, hay una serie de cosas que pueden estar relacionadas con su desarrollo. Por lo general, la depresión no es el resultado de un único acontecimiento, sino de una combinación de vulnerabilidad biológica, personalidad, experiencias vitales y acontecimientos recientes, especialmente los que implican una pérdida.

Algunos factores que pueden estar asociados al desarrollo de Tipos de Depresión en el Adulto Mayor son:

  • antecedentes familiares de depresión
  • factores de personalidad (por ejemplo, si la persona es autocrítica o negativa, se preocupa mucho o es perfeccionista)
  • experiencias vitales difíciles
  • relaciones abusivas o poco afectuosas
  • problemas graves de salud física, incluido el dolor crónico
  • pérdida de independencia
  • consumo de drogas y alcohol

En las personas mayores, la depresión puede producirse por diferentes motivos, pero las enfermedades físicas o las pérdidas personales son desencadenantes habituales.

También puede interesarte nuestro artículo ´´Depresión Post Operatoria…´´.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de que una persona mayor desarrolle una depresión son:

  • un aumento de los problemas de salud física o de las afecciones como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la enfermedad de Alzheimer o el cáncer
  • el dolor crónico
  • efectos secundarios de los medicamentos
  • pérdidas como las relaciones, la independencia, el trabajo y los ingresos, la autoestima, la movilidad y la flexibilidad
  • aislamiento social o soledad
  • cambios significativos en las condiciones de vida, como pasar de vivir de forma independiente a un entorno asistencial
  • el ingreso en el hospital
  • aniversarios particulares y los recuerdos que evocan
  • Tratamiento de la depresión

Los distintos tipos de depresión requieren diferentes tipos de tratamiento, que pueden incluir

  • cambios en el estilo de vida (como la dieta, el ejercicio físico y los apoyos sociales) para prevenir y tratar los síntomas de la depresión
  • tratamientos psicológicos
  • tratamientos médicos para la depresión moderada o grave

La realidad es que es poco probable que la depresión desaparezca por sí sola. De hecho, si se ignora y no se trata, la depresión puede durar meses, a veces años y puede tener muchos efectos negativos en la vida de una persona.

La buena noticia es que hay una serie de tratamientos, profesionales sanitarios y servicios disponibles para apoyar a las personas con depresión. También hay muchas cosas que las personas con depresión pueden hacer para apoyarse a sí mismas.

Tratamientos médicos para tipos de depresión en el Adulto Mayor

Si el adulto mayor sufre una depresión de tipo moderada a grave, su médico puede recetarle medicamentos antidepresivos, además de tratamientos psicológicos.

Los antidepresivos se recetan a veces cuando otros tratamientos no han tenido éxito o cuando los tratamientos psicológicos no son posibles debido a la gravedad de la enfermedad o a la falta de acceso al tratamiento.

Tratamientos psicológicos para la depresión en el Adulto Mayor

Hay muchas variantes de terapias psicológicas que han resultado eficaces para diferentes tipos de depresión en el adulto mayor. Entre ellas se encuentran terapias como la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la terapia sistémica.

La TCC ayuda a las personas con depresión a identificar y cambiar los patrones negativos de pensamiento y a mejorar sus habilidades de afrontamiento, de modo que estén mejor equipadas para lidiar con el estrés y los conflictos de la vida.

La psicoterapia no sólo pueden ayudar a la persona a recuperarse, sino también a evitar que la depresión vuelva a aparecer. Los tratamientos psicológicos pueden llevarse a cabo de forma individual con un profesional, en grupos o incluso en línea.

Depresión Post Operatoria ¿Qué es y cómo tratarla?

depresion post operatoria quirurgica

Es esperable y bastante común desarrollar depresión post operatoria después de una intervención quirúrgica o incluso después de un diagnóstico que conduce a la intervención quirúrgica.

Tabla de contenidos

  1. Desencadenantes de la Depresión Post operatoria quirúrgica
  2. Depresión Post Operatoria
  3. El estrés puede desencadenar la depresión post operatoria
  4. Depresión post quirúrgica y cirugía de Corazón
  5. Cuándo buscar ayuda

Recibir la noticia de que su salud no es perfecta y que necesita una intervención quirúrgica, las presiones económicas para obtener atención médica y el hecho de sentirse mal físicamente pueden desencadenar un episodio de depresión o empeorar la depresión que ya existe y se mantenía “dormida”.

Aún las personas con una depresión controlada pueden encontrar que tienen síntomas de “recaída” durante una enfermedad.

depresion post operatoria quirurgica

Desencadenantes de la Depresión Post operatoria quirúrgica

No debería sorprender que sentirse mal emocional y físicamente vaya a menudo de la mano.

El gran problema es que muchas personas no identifican lo que sienten como depresión post operatoria -que puede tratarse sin inconvenientes en la mayoría de los casos- y, en cambio, piensan que están frente los efectos de su enfermedad física.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


La fatiga y la irritabilidad ¿Normales de la Recuperación o Depresión posterior a la operación?

Puede ser difícil diferenciar entre una recuperación típica de una intervención quirúrgica y los síntomas de la depresión. De hecho, muchos de los síntomas, como la fatiga y la irritabilidad, son comunes cuando una persona está deprimida y durante la recuperación de la cirugía.

Depresión Post Operatoria

¿Qué es exactamente la depresión? La depresión es una enfermedad psicológica grave que puede provocar un deterioro en la toma de decisiones, dificultades en el día a día e incluso provocar enfermedades físicas, como la ralentización de la cicatrización en algunos casos post operatorios.

Los síntomas y signos de la depresión post quirúrgica

  • Comer mucho más o menos de lo normal.
  • Dormir mucho más o menos de lo normal.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Dificultad para tomar decisiones, incluso las de menor importancia.
  • Pérdida de interés en las actividades.
  • Sentimientos de desesperanza y desesperación.
  • Sentimientos de ansiedad, estrés, agitación o inquietud.
  • Pensamientos de hacerse daño a sí mismo o de suicidio (busque ayuda inmediatamente).
  • Pensamientos de dañar a otros (busque ayuda inmediatamente)

Tenga en cuenta que algunos de estos síntomas físicos son difíciles de distinguir de las secuelas de la cirugía -ya que ésta puede afectar al sueño, al apetito y a la energía-, pero los que afectan a las emociones deberían desencadenar una evaluación por parte de un profesional de la salud mental.

Te invitamos que visites nuestro apartado de artículos de psicoeducación para conocer más sobre la depresión.

El estrés puede desencadenar la depresión post operatoria

Puede tratarse tanto de estrés emocional, como el diagnóstico de una enfermedad, o de estrés físico, como la cirugía.

Las condiciones físicas también pueden provocar depresión. Entre ellas se encuentran el dolor crónico, la reducción de la esperanza de vida o los cambios radicales en el estilo de vida.

Los antecedentes familiares de la depresión

Las personas con antecedentes familiares o personales de depresión pueden ser más propensas a desarrollarla en momentos de estrés o enfermedad.

Depresión post quirúrgica y cirugía de Corazón

Existe una relación conocida, pero poco conocida, entre someterse a una cirujía de corazón abierto y experimentar una depresión post operatoria.

Muchos pacientes operados a corazón abierto experimentan una profunda depresión después de la intervención quirúrgica, y esta depresión debe ser tratada por un profesional sanitario familiarizado con la depresión clínica.

Cuándo buscar ayuda

La depresión no afecta a todo el mundo de la misma manera. Es importante ser consciente de los signos de la depresión para poder identificarla y tratarla rápidamente. En el caso de algunas personas, la familia y los amigos pueden identificar los signos de la depresión antes que la persona deprimida.

Los síntomas habituales de la cirugía, como la fatiga y la falta de energía, suelen mejorar a medida que avanza la recuperación.

Los síntomas causados por la depresión no suelen mejorar con la recuperación de la cirugía.

Dos semanas es tiempo más que suficiente para determinar si los síntomas mejoran con el paso del tiempo o si es más probable que persistan.

Te sugerimos que leas nuestro artículo ´´Tipos de Depresión en el Adulto Mayor´´ para informarte un poco más al respecto.

¿Qué tratamiento se recomienda para la Depresión post Operatoria?

Aunque la depresión puede ser provocada por la cirugía y presentarse de manera post operatoria, debe tratarse igual que la depresión que se produce sin cirugía.

Eso puede significar medicación antidepresiva, terapia u otros tratamientos que suelen utilizarse para tratar este tipo de cambios de humor.

Si usted o un ser querido experimentan síntomas de depresión post operatoria durante dos semanas o más, busque una evaluación profesional inmediatamente.


Si estás pasando por un cuadro depresión post operatoria y precisás ayuda, no dudes en consultar a nuestros psicólogos online. Visita nuestro Instagram!


Pastillas para la depresión ¿Cuáles son? | Medicamentos Antidepresivos

pastillas para depresion antidepresivos efectos secundarios

Las principales pastillas para la depresión que se utilizan ampliamente hoy en día son de lo más variadas. Los medicamentos antidepresivos ayudan a controlar los síntomas de este trastorno mental grave que provoca sentimientos de tristeza y de pérdida de interés en actividades que antes resultaban placenteras.

  1. Las pastillas para la depresión y su funcionamiento
  2. ¿Cuáles son los síntomas principales de la Depresión?
  3. ¿Cómo se trata la depresión? Medicación, psicoterapia y Tratamientos Naturales
  4. ¿Cómo encontrar el mejor medicamento antidepresivo para mí?
  5. Tipos de antidepresivos
  6. Efectos secundarios de los medicamentos antidepresivos.
  7. Resumiendo sobre los medicamentos antidepresivos… ¿En qué nos pueden ayudar?
pastillas para depresion antidepresivos efectos secundarios

Las pastillas para la depresión y su funcionamiento

La depresión afecta nuestra forma de pensar, sentir y actuar y, si no es tratada, puede tener un gran impacto en la calidad de vida de quien la padece.

Aunque no son una cura definitiva para la depresión, en Psicología On The Go creemos firmemente que las pastillas para la depresión pueden ayudar a reducir los síntomas de esta enfermedad mental a través de la estabilización de los neurotransmisores en nuestro cerebro.

Cada medicamento antidepresivo funciona de forma ligeramente diferente y si un tipo de medicación no alivia sus síntomas o genera muchos síntomas secundarios indeseables, hay otros o combinaciones de medicamentos psiquiátricos que pueden tener más éxito.

Siempre se sobreentiende que el éxito de un tratamiento farmacológico de pastillas antidepresivas maximiza su efecto positivo cuando es prescripto junto con terapia psicológica.

¿Cuáles son los síntomas principales de la Depresión?

Antes de conocer los tipos de opciones de antidepresivos disponibles y cómo funcionan, es importante entender los signos y síntomas de una depresión y conocer la diferencia entre Depresión y Tristeza.

La depresión es una condición bastante frecuente en nuestra sociedad y puede ocurrir en cualquier momento y a cualquier edad.

De hecho, aproximadamente uno de cada 15 adultos sufrió depresión durante más de un año en su vida y, según la Asociación Americana de Psiquiatría, una de cada seis personas sufrirá depresión en algún momento, la mayoría no diagnosticada.

Los síntomas de la depresión (según el DSM V) incluyen:

  • Insomnio o exceso de sueño.
  • Tener poco temperamento, irritabilidad.
  • Pérdida de interés por cosas que antes se disfrutaban.
  • Desesperanza parcial o total.
  • Pensamientos persistentes de que algo malo está ocurriendo.
  • Pensamientos de muerte, intentos de suicidio o autolesiones.
  • Incapacidad para cuidar de sí mismo y llevar a cabo las responsabilidades diarias mínimas (falta de aseo personal, desorden, etc).
  • Síntomas psicóticos, incluyendo delirios o alucinaciones.
  • Si estos síntomas duran dos o más semanas y representan un cambio significativo respecto a su nivel de funcionamiento anterior, es posible que esté experimentando síntomas de depresión grave. Si estos síntomas persisten durante muchos años, es posible que esté experimentando una forma crónica de depresión.
pastillas antidepresivas medicamentos

¿Cómo se trata la depresión? Medicación, psicoterapia y Tratamientos Naturales

La depresión puede hacer que te sientas desesperado, pero incluso en los casos más graves, la depresión es tratable. ¿La clave? Cuanto antes se inicie el tratamiento, más eficaz suele ser.

Los tratamientos más comunes para la depresión incluyen la medicación, la psicoterapia o una combinación de ambas.

¿Antidepresivos de por vida?

El tratamiento farmacológico de la depresión no significa necesariamente que se deba tomar pastillas de antidepresivos de por vida vida.

Tampoco es una vergüenza tomar medicación o pastillas para la depresión, se trata de algo momentáneo.

De hecho la diferencia entre desarrollar una dependencia a la medicación de depresión y no hacerlo, es desarrollar cambios reales en nuestra conducta y hábitos de pensamiento, lo cual se puede lograr a través de la terapia psicológica.

Nuestro equipo de profesionales psicólogos matriculados ofrecen terapia psicológica en linea para tratar la depresión y minimizar los riesgos de recaer.

¿Qué tipo de tratamiento psicológico se recomienda para la depresión?

La terapia psicológica cognitiva conductual o “psicoterapia” es la más recomendable para estos casos, ya que ayuda a la persona a alcanzar modificaciones en su conducta y estilo de vida, lo cual desempeña un papel importante en el control de los síntomas de la depresión.

Además es la única forma de terapia psicológica que ha demostrado en estudios de eficacia clínica ser la que posee una mayor tasa de recuperación en los pacientes.

El tratamiento dual (farmacológico y psicológico) es la mejor opción para curar este trastorno. Si aún no sabes la diferencia entre psicólogo y psiquiatra, te invitamos a que leas la nota.


Consulta a nuestro equipo de Psicólogos Online para conocer precios y modalidades de tratamientos de depresión disponibles en línea.

Te dejamos algunos consejos psicológicos para Prevenir el desarrollo de la depresión severa:

Estrategias o antidepresivos naturales para tratar la depresión

Hay muchos alimentos o antidepresivos naturales que nos ayudan a lidiar con los desbalances de neurotransmisores en nuestro cerebro durante un cuadro de depresión.

Existen también algunas estrategias para ayudar a prevenir este trastorno mental mediante opciones de estilo de vida que pueden utilizarse en combinación con la terapia y la medicación:

  • Intente tomar medidas para controlar el estrés.
  • En momentos de crisis, busque el apoyo de familiares y amigos.
  • Busque tratamiento en los primeros signos de un problema para evitar que la depresión empeore.
  • Siga el mantenimiento a largo plazo de los tratamientos prescriptos por los profesionales médicos y psicólogos online de nuestro equipo. Estos pasos de mantenimiento luego de finalizado la etapa inicial de un tratamiento pueden ayudar a disminuir la gravedad de la depresión y a superar los sentimientos de parálisis que se habían despertado.

¿Cómo encontrar el mejor medicamento antidepresivo para mí?

Cuando los cambios en el estilo de vida y las estrategias de mitigación como las que acabamos de compartir no consiguen mejorar los síntomas de la depresión, el psiquiatra puede recetar un antidepresivo que considere adecuado.

El tratamiento farmacológico es un tratamiento común y probado empíricamente para la depresión.

Y aunque hay varias opciones de marcas de medicamentos disponibles, la diferencia real entre los antidepresivos disponibles radica en su funcionamiento a nivel químico para disminuir y controlar los síntomas de la depresión.

Quizás uno de los factores más importantes es el de los efectos secuandarios que tiene cada tipo de medicamento antidepresivo, algo primordial a evaluar al momento en que es medicado.

¿Qué criterios se tienen al momento de elegir qué pastillas antidepresivas tomar?

Según la Clínica Mayo, cuando un médico prescribe una pastilla antidepresiva, se suelen tener en cuenta los siguientes factores:

  • Síntomas individuales. Los síntomas de la depresión varían y algunos antidepresivos alivian ciertos tipos de síntomas mejor que otros. Por ejemplo, si tienes problemas para dormir, un antidepresivo ligeramente con propiedades sedativas puede ser la mejor opción.
  • Posibles efectos secundarios. Dependiendo del medicamento y de la persona, los efectos secundarios pueden variar. Los efectos secundarios más incómodos de los antidepresivos, como la sequedad de boca, el aumento de peso o la disfunción sexual, pueden hacer que el tratamiento sea más difícil y el paciente no adhiera al mismo. Pero hablando sobre los efectos secundarios con el médico o psiquiatra, se podrá encontrar una opción que mejor se adapte cada quien.
  • Interacción con otros medicamentos. Algunos antidepresivos pueden causar reacciones potencialmente peligrosas cuando se combinan con otros medicamentos. Se debe hablar con el psiquiatra sobre los medicamentos que se estén tomando al momento de la consulta.
  • Embarazo o lactancia. Tomar algunos antidepresivos durante el embarazo conlleva riesgos, por lo que es importante colaborar con el médico para determinar la mejor manera de controlar la depresión mientras se esté atravesando un embarazo o se planee uno.
  • Condiciones de salud subyacentes. Mientras que algunos antidepresivos pueden causar problemas con ciertas condiciones de salud mental o física preexistentes, hay antidepresivos que se usan para tratar múltiples condiciones de salud física o mental además de la depresión propiamente dicha.

Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


Tipos de antidepresivos

Los medicamentos antidepresivos típicos tienen como objetivo aliviar los síntomas de la depresión regulando los procesos químicos primarios que contribuyen a desarrollar sus síntomas.

Cada tipo, o clase de antidepresivo incide en diferentes neurotransmisores asociados a la depresión y suelen clasificarse en las siguientes categorías*:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN)
  • Antidepresivos tricíclicos (ATC)
  • Antidepresivos tetracíclicos
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  • Bloqueador de la recaptación de dopamina
  • Antagonistas de los receptores 5-HT1A
  • Antagonistas de los receptores 5-HT2
  • Antagonista del receptor 5-HT3
tipos de pastillas antidepresivos prozac cymbalta
*Es importante tener en cuenta que hay tratamientos antidepresivos menos comunes que no entran en estas clases de fármacos específicos.

El médico o psiquiatra también puede recomendar la combinación de dos antidepresivos o la adición de otros medicamentos para ayudar a potenciar el impacto del fármaco.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

Este tipo de antidepresivo es el más recetado y suele causar menos efectos secundarios molestos, lo cual lo lleva a ser nombrado muchas veces como el mejor antidepresivo del mundo.

Esta medicación actúa disminuyendo la recaptación de serotonina en el cerebro, dejando más serotonina disponible.

La recaptación es el proceso por el que los neurotransmisores segregados son reabsorbidos por una célula nerviosa, en lugar de por las células del cuerpo.

Los ISRS se dirigen a la recaptación de serotonina, la hormona del “bienestar”, para aumentar los niveles de serotonina del cuerpo y reducir los síntomas de la depresión.

Los tipos más comunes de ISRS son: fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil, Pexeva), sertralina (Zoloft), citalopram (Celexa) y escitalopram (Lexapro).

Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN).

Los IRSN ayudan a mejorar los niveles de serotonina y norepinefrina en el cerebro para ayudar a limitar los síntomas de la depresión.

A diferencia de los ISRS, tienen algunos efectos secundarios comunes, como náuseas, somnolencia, fatiga y sequedad de boca.

Algunos ejemplos de medicamentos IRSN son: duloxetina (Cymbalta), venlafaxina (Effexor XR), desvenlafaxina (Pristiq) y levomilnacipran (Fetzima).

Antidepresivos tricíclicos (ATC)

Debido a sus efectos secundarios, los antidepresivos tricíclicos se recetan con menos frecuencia, a menos que otros antidepresivos no le den resultado.

Los ATC también bloquean la recaptación de serotonina y norepinefrina para aliviar los síntomas de la depresión.

Algunos ejemplos de ATC son: imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), amitriptilina, doxepina y desipramina (Norpramin).

Antidepresivos tetracíclicos.

La maprotilina y la mirtazapina son los mejores ejemplos de este tipo de medicamentos y se utilizan para tratar tanto la depresión como la ansiedad.

El nombre proviene de la estructura molecular de estas drogas que actúan equilibrando los neurotransmisores buscando aliviar los síntomas de la depresión.

Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).

Debido a los efectos secundarios potencialmente graves, los IMAO suelen recetarse cuando otros medicamentos no han funcionado.

Los IMAO tratan la depresión deteniendo la descomposición de la norepinefrina, la dopamina y la serotonina, y debido a la forma en que los IMAO interactúan negativamente con otros medicamentos de venta con receta, medicamentos de venta libre y ciertos alimentos, tomarlos puede ser más difícil.

Algunos ejemplos de esta medicación son Tranilcipromina (Parnate), fenelzina (Nardil) e isocarboxazida (Marplan).

Bloqueadores de la recaptación de dopamina.

Este tipo de medicamento actua bloqueando levemente la recaptación de dopamina y norepinefrina. Se utiliza para tratar la depresión y el trastorno afectivo estacional, así como también para ayudar a las personas a dejar de fumar.

Algunos ejemplos comunes de este tipo de antidepresivos son Wellbutrin, Forfivo y Aplenzin.

Antagonista del receptor 5-HT1A.

Este medicamento se utiliza raramente como tratamiento de primera línea para la depresión, pero actúa equilibrando los niveles de serotonina y otros neurotransmisores.

El fármaco más común de esta clase es la vilazodona (Viibryd), y generalmente sólo se prescribe cuando otros medicamentos no funcionan o causan efectos secundarios preocupantes.

Antagonistas del receptor 5-HT2.

Se consideran medicamentos más antiguos y actúan alterando las sustancias químicas del cerebro para ayudar a prevenir los síntomas de la depresión.

Dos antagonistas de los receptores 5-HT2, la nefazodona y la trazodona (Oleptro), se utilizan principalmente para tratar la depresión.

Antagonista del receptor 5-HT3.

Este tipo de antidepresivo trata los síntomas de la depresión cambiando la actividad química del cerebro, con efectos secundarios comunes como la disfunción sexual y las náuseas.

El mejor ejemplo de un antagonista del receptor 5-HT3 recetado es la vortioxetina (Brintellix).

Efectos secundarios de los medicamentos antidepresivos.

Los efectos secundarios de los medicamentos antidepresivos pueden variar en función del tipo de fármaco que se le prescriba, y es posible que tenga que probar varias pastillas antidepresivas diferentes antes de encontrar una que mejore sus síntomas y cause efectos secundarios manejables.

efectos secundarios de medicamentos antidepresivos

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU, los efectos secundarios más comunes de la medicación para la depresión son:

  • Náuseas.
  • Temblores (sacudidas).
  • Nerviosismo.
  • Problemas para dormir.
  • Problemas sexuales.
  • Sudoración.
  • Aumento de peso.
  • Agitación.
  • Sensación de cansancio.
  • Sequedad de boca.

Los efectos Secundarios Más Graves de los antidepresivos.

Aunque son menos frecuentes, existen efectos secundarios más graves y preocupantes de algunos antidepresivos, y es importante que se ponga en contacto con su psiquiatra o médico inmediatamente si experimenta alguno de los siguientes al tomar sus pastillas:

  • Pensamientos de suicidio
  • Intentos de suicidio
  • Depresión nueva o que empeora
  • Ansiedad nueva o que empeora
  • Sentirse muy agitado o inquieto
  • Ataques de pánico
  • Problemas para dormir o insomnio
  • Irritabilidad nueva o que empeora
  • Actuar con agresividad, enfado o violencia
  • Aumento de la presión arterial
  • Actuar según impulsos peligrosos
  • Un aumento extremo de la actividad y la conversación (manía)
  • Otros cambios inusuales en el comportamiento o el estado de ánimo

Los antidepresivos se consideran seguros, pero es importante vigilar a cualquier persona que tome pastillas antidepresivas para detectar un posible empeoramiento de la depresión o algún comportamiento inusual. Si usted o alguien que conoce experimenta pensamientos o ideas suicidas mientras toma un antidepresivo, busque ayuda de emergencia. A largo plazo, se cree que los antidepresivos reducen el riesgo de suicidio al mejorar el estado de ánimo de la persona.

Resumiendo sobre los medicamentos antidepresivos… ¿En qué nos pueden ayudar?

Aunque no son una cura para la depresión por sí solas, las pastillas de los medicamentos antidepresivos nos pueden ayudar a reducir los síntomas de la depresión, equilibrando y regulando los neurotransmisores de nuestro cerebro.

Cada fármaco funciona de forma levemente diferente, y si uno no alivia los síntomas ¡hay otros disponibles que pueden funcionar mejor! A no bajar los brazos

Efectos de los antidepresivos en los primeros días

No es esperable que hayan efectos de los antidepresivos en los primeros días.

¿Cuánto tiempo tardan en hacer efecto? Cuando su psiquiatra le prescriba antidepresivos, le aconsejará al menos seis semanas para que la medicación funcione plenamente.

También trabajará con usted para controlar los efectos secundarios indeseados que pueda experimentar.

En la medida de lo posible, ¡ten paciencia! Busca ayuda psicológca para tratar tus síntomas de depresión y controlar la ansiedad mientras los antidepresivos hacen efecto.

¡No dudes en contactarnos! Haz click en el botón de Whatsapp o utiliza algunas de las opciones debajo.