¿Miedo a hablar en público? | 5 Tips para superar los nervios

El temor a exponerse públicamente es algo usual en la mayoría de las personas por eso nos pareció de gran utilidad darte 5 PsicoTips para perder el miedo a hablar en público.

¿Por qué nos cuesta hablar en público?

Dar una charla delante de otras personas suele ser aterrador, aunque hay quienes pueden controlarlo mejor, casi en la mayoría es una situación difícil de atravesar.

Por lo general existen muchos miedos en torno a pasar vergüenza frente al público, que generan un gran malestar previamente, durante y muchas veces también en el después.

La opinión de los demás nos influye constantemente y más si estamos en entornos laborales o educacionales, donde el resto evalúa nuestra calidad de oratoria y hasta incluso eso define por ejemplo aprobar o no un examen.

Es sabido que a nadie le gusta equivocarse frente a otros y menos si sentimos que esto puede ser juzgado negativamente por otras personas.

Por eso existen en la actualidad infinitos cursos que brindan consejos para hablar en público, videos y artículos como este.


ebook pdf controlar ansiedad

Descargate con un click nuestro libro digital con ejercicios y técnicas autoadministrables de psicología cognitivo conductual para aprender a controlar la ansiedad y los ataques de pánico.


¿Cuáles son los miedos más comunes ante la exposición?

Los temores que se pueden presentar a la hora de tener que exponer frente a una multitud de personas son de los más variados, pero aquí haremos una lista de los más comunes y frecuentes:

  • Equivocarse en la exposición.
  • Quedarse en blanco.
  • Tener un ataque de tos.
  • Que el público se de cuenta de los nervios.
  • Que no funcione algún dispositivo digital que se necesite.
  • Que falte el aire mientras se habla.

¿Qué síntomas puede provocar el miedo a hablar en público?

En muchas ocasiones la ansiedad que se dispara previamente ante la exposición al público es muy alta y ocasiona síntomas físicos muy molestos, como:

  • Taquicardia
  • Temblores
  • Tartamudeo
  • Falta de aire
  • Sudoración
  • Dolor de estómago

Estos síntomas suelen aparecer horas antes de enfrentar la charla o incluso hasta unos días previos a la exposición.

En ciertas situaciones estos se van aminorando a medida que uno se relaja mientras habla en público, y terminan por desaparecer por completo luego de finalizada la exposición.

En casos más graves, esta sintomatología puede perdurar incluso después de concluido el discurso o a veces imposibilitan poder enfrentar la situación.

A continuación te dejamos 5 Tips para hablar en público que pueden ayudarte a dar una exposición, ya sea dentro del ámbito laboral, educacional o recreativo.

Seguinos en nuestro canal de Youtube para ver más videos.

5 Tips de oratoria

Es posible aprender técnicas para perder el miedo a hablar en público, aunque una cuota mínima de ansiedad siempre se sienta al exponernos, podemos superar los miedos y desarrollar esta habilidad escénica.

  1. No juzgarte: domina tus pensamientos negativos y elimina de tu mente todos los posibles desenlaces catastróficos que te imaginas en que el pasas vergüenza.
  2. Practica tu discurso: cuanto más domines el tema que vas a exponer más seguro te sentirás de cómo lo expresaras.
  3. Aprende técnicas de relajación: como la respiración diafragmática o la relajación progresiva de Jacobson para practicar unas horas o minutos antes de dar tu exposición.
  4. Puedes filmarte: utiliza tu celular para filmarte mientras practicas tu discurso, así podras observarte luego y ver si necesitas corregir algo de tu voz o tu postura.
  5. Visualiza: imaginate exponiendo de una manera adecuada y con un buen desenlace.

Debes saber que si estos consejos psicológicos no te sirven o no son suficientes para controlar tus nervios antes de dar una conferencia en público, puede que sea necesario que consultes con un/a profesional de la salud mental.

Estudiar y Aprender en Casa | 5 Psicotips

estudiar y aprender en casa

Cada vez son más las capacitaciones y cursos que se dictan de manera online y, si bien estos tienen muchas ventajas, también debemos superar el desafío de estudiar y aprender en casa.

En este artículo de Psicología on the go vamos a contarte cuáles son los mejores PsicoTips para estudiar desde casa y cómo poder implementarlos eficazmente.

¿Por qué es importante Aprender Tips de Estudio?

Primero queremos aclarar que cada persona tiene su forma particular de estudiar y no a todas les da el mismo resultado las mismas técnicas para aprender.

estudiar y aprender en casa

Pero si tienes un amplio abanico de herramientas para estudiar mejor, podrás ir probando cuál te resulta más eficaz y te ayuda a la hora de rendir un examen.

Los tiempos acotados por mucho trabajo, demanda de hijos y otras obligaciones nos genera muchas veces estrés, falta de tiempo y concentración para poder rendir un exámen.

Pero, si implementas estas técnicas para aprender en casa, verás que es posible estudiar, trabajar y tener una vida social/familiar activa al mismo tiempo.

¿Cómo puedo estudiar y aprender en casa Sin Distraerme?

Uno de los mayores conflictos de estudiar desde casa es la distracción: vivir con otras personas, tener la televisión cerca, los ruidos, el celular, todo puede generar que la atención no se focalice.

Por eso hoy te diremos cual es la mejor horar para estudiar, cómo memorizar rápido un texto  y cómo estudiar sin distraerse, aunque estemos rodeados de estímulos por todos lados.

Seguinos en nuestro canal de Youtube para ver más videos.

5 PsicoTips para estudiar mejor

  • Haz tus propios resúmenes: cuando escribimos nuestras propias notas estamos comenzando a incorporar los conocimientos, por eso es importante que estudies desde tu propio resumen y no desde otros hechos por alguien más. Si usas varios colores también ayudarás a tu memoria visual a fijar conceptos importantes.
  • Graba tu voz: sí mientras estudias hablas en voz alta y grabas eso en una nota podrás volver a escucharla cuantas veces quieras y también evaluar si comprendes lo que estás diciendo o no.
  • Divide las horas de estudio (técnica pomodoro): realiza intervalos de 25 minutos de estudio, por 5 minutos de recreo, luego de 4 intervalos o pomodoros de 25 minutos, haz una pausa más prolongada de 30 minutos.
  • Prepara tu espacio para estudiar: con una silla cómoda, un escritorio y todo lo que necesites para hacer tus resúmenes (resaltadores, cuadernos, apuntes). Es importante que el ambiente esté bien iluminado, ordenado y a una temperatura que te sea confortable. No olvides dejar fuera de tu vista y en silencio el celular o cualquier otro objeto que pueda distraerte.
  • No dejes el estudio para último momento: porque mayor será el estrés que te ocasione saber que la fecha del examen se aproxima y aún no has estudiado nada. Comienza con tiempo y de a poco, así te sentirás más segur@ y calm@ a la hora de rendir y no tendrás que dejar de lado todas tus otras actividades.

Cómo ves existen muchas técnicas de estudio diferentes, seguramente vos también tendrás alguna otra y si no te proponemos que pongas en práctica algunas de las que escribimos en este artículo.

Estos tips para estudiar y aprender en casa te van a facilitar poder aprender más rápido los conocimientos que vayas adquiriendo a lo largo de tu cursada, incorporándolos de forma sencilla y placentera.

¡Esperamos que estos PiscoTips te hayan ayudado!

Aprender a dejar de pensar tanto | 5 Psicotips

Aprender a dejar de pensar tanto

¿Cuántas veces queremos frenar nuestra mente y lo único que logramos es rumiar más y más?, por eso te queremos compartir 5 PsicoTips para que aprendas a cómo dejar de pensar tanto en aquello que no te hace bien.

El dominio de nuestros pensamientos es un desafío constante que es difícil de sortear, pero si nos esforzamos y aplicamos algunas técnicas psicológicas podemos lograr controlar la rumiación cognitiva.

¿Por qué pensamos tanto?

A través de estudios realizados se conoce que la mente produce alrededor de 60.000 pensamientos diarios, si? 60.000, aunque no lo creas esa actividad mental se genera en nuestro cerebro a diario.

El cerebro está programado para producir una gran cantidad de pensamientos, que varían constantemente y cambian de contenido de manera rápida y constante.

Por eso muchas veces nos es tan difícil saber qué estábamos pensando hasta hace 10 segundos atrás, o nos encontramos en una parte de la casa sin saber que queríamos hacer en ese lugar.

Cuando ocurre esta desconexión mental y hay poca conciencia de los pensamientos comienza a generarse un desgaste de energía y un sufrimiento emocional muy grande.

Sentir que la mente nos domina es una sensación muy displacentera, a partir de la cual creemos haber perdido el control absoluto de la mente, vivenciando una separación entre pensamientos y cuerpo.


ebook pdf controlar ansiedad

Descargate con un click nuestro libro digital con ejercicios y técnicas autoadministrables de psicología cognitivo conductual para aprender a controlar la ansiedad y los ataques de pánico.


¿Dejar de tener pensamientos negativos es posible?

Los pensamientos de tinte negativo son aquellos que tienen un contenido nocivo en relación a nosotros, a la gente que nos rodea o a situaciones externas.

Este tipo de pensamiento trae como consecuencia emociones displacenteras, como el miedo, la angustia, el enojo, que nos provocan ansiedad o estrés.

Tampoco vamos a mentirte, es imposible que siempre pensemos cosas positivas y tengamos la creencia que solo nos sucederán cosas hermosas en la vida. Lo que te planteamos aquí es ser más realistas.

Ser más realistas significa tener más criterio con nuestros pensamientos, evaluarlos y re pensarlos para saber si realmente aquello que estoy imaginando puede ser factible de que suceda o si por el contrario estoy exagerando en la manera de percibirlo.

Quizás te interese leer nuestro artículo de Psicoeducación sobre la Terapia para Ansiedad Online y evaluar si estás precisando de nuestros servicios psicológicos.

Ejemplos de pensamientos negativos pueden ser:

  • ´´No le importo a nadie´´
  • ´´No soy buena/o para nada´´
  • ´´Nunca voy a conseguir un ascenso laboral´´
  • ´´Jamás voy a lograr comprarme lo que deseo´´
  • ´´Siempre tengo mala suerte en el amor´´

Pensamientos que tengan la palabra NO, NUNCA, JAMÁS, SIEMPRE, son pensamientos muy generales que determinan y sentencian una sola forma de ver las cosas.

A menudo estos pensamientos pueden estar presentes en determinadas etapas de la vida, donde debemos tomar decisiones importantes, como por ejemplo cuando somos adolescentes y debemos elegir que carrera escoger (si es esta situación podes consultar por nuestro servicio de Orientación Vocacional).

¿Cómo puedo dejar de pensar tanto?

La rumiación del pensamiento puede ser muy dañina para nuestra salud mental, y si se vuelve un rasgo muy marcado en nuestra vida diaria puede incluso afectar nuestro físico.

Trastornos como los de Ansiedad Generalizada, Fobias o Ataques de Pánico, así como también la Depresión, suelen estar acompañados de la rumiación mental.

Seguinos en nuestro canal de Youtube para ver más videos.

Seguinos en nuestro canal de Youtube para ver más videos.

5 PsicoTips para aprender a como dejar de pensar en algo reiteradas veces

1.Tomar nota: escribir tus pensamientos negativos o ansiógenos es una buena forma de esclarecer tus ideas y descargar de la mente aquello que nos perturba y no prohíbe poner la atención en otra actividad. Puedes hacerlo en una hoja o en tu celular, también es buena opción grabar notas de voz si la escritura no te es fácil. Muchos pacientes nos preguntan cómo dejar de pensar en algo para poder dormir y nuestro equipo de Psicología on the go suele recomendar esta herramienta como un buen ejercicio para realizar antes de acostarse.

2. Hacer Mindfulness: esta práctica de meditación es muy efectiva para mantener nuestra mente conectada con el presente, sin dejar que los pensamientos nos lleven al pasado o al futuro. Existen ejercicios diversos para poder realizar Mindfulness, te invitamos a que leas algunos de los artículos que tenemos sobre este tema y mires los videos en nuestro canal de Youtube para poder iniciarte en la práctica.

3. Programa un tiempo determinado para pensar: si, puede parecer raro lo que te estamos planteando, pero si logras aprender a limitar tu rumiación poniéndole un momento del día específico para hacerlo, verás como estos pensamientos que te interrumpen en cualquier momento del día comienzan a estar más controlados.

4.Realiza actividad física: ejercitar regularmente tu cuerpo con alguna actividad física (yoga, caminar, correr o cualquier otro tipo de ejercicio) baja tus niveles de estrés y ansiedad.

5.Comprende que tus pensamientos son un recorte de la realidad: las cosas que pensamos y la manera de interpretar las situaciones del exterior son sólo nuestra manera personal de comprender los acontecimientos, pero ello no significa que efectivamente sean así. Si analizas las situaciones sin juzgarlas ni etiquetarlas podrás liberarte de tus pensamientos de manera más rápida.

Como dejar de pensar cosas negativas es un esfuerzo y cuesta trabajo llevarlo adelante, si al implementar estos Tips no notas ningún tipo de mejora, te recomendamos que consultes para comenzar tu terapia online!

Cosas por las que No Hay que Pedir Perdón

saber cuando pedir perdon disculparse

En este artículo de Psicología On The Go te traemos Diez Cosas por las que No Hay que Pedir Perdón en la vida.

Hay muchas ocasiones en las que disculparse diciendo “lo siento” o “perdón” tiene mucho sentido y parece lo más apropiado.

Pero también están esos momentos en los que nos disculpamos y analizamos en exceso.

Nos sometemos a sentir pena por cosas por las que no precisamos realmente disculparnos.

Por eso es muy importante aprender cuándo debemos pedir perdón o disculparnos y cuándo no.

saber cuando pedir perdon disculparse

La Culpa, la Rumiación y Pedir Perdón

A veces la culpa nos lleva a la rumiación de pensamiento, y esta última a pedir perdón innecesariamente.

Por eso pensamos que sería bueno un apartado así en nuestra sección de consejos psicológicos.

Se le llama “rumiación” a pensar excesivamente en algo monotemático. Esto nos mantiene en un estado de estrés constante, puede generarnos ansiedad e incapacidad para enfocar nuestra atención en el aquí y ahora.

La rumiación producto de la culpa nos puede llevar a desarrollar en nuestra mente escenarios alternativos a la realidad que ya vivimos.

En dichos escenarios nos imaginamos corrigiendo nuestras actitudes para crear así un resultado imaginario mejor que el que efectivamente sucedió.

Al estar pensando tanto en esto es común que respondamos haciéndonos responsables de cosas que no produjimos realmente nosotros, o que ni siquiera incomodaron o generaron molestia a los demás. (Te recomendamos que leas nuestro artículo Terapia para subir el Autoestima, ¿Qué es?).

Sin embargo pedimos perdón sin miramientos y aún sobre lo mismo, en repetidas ocasiones.

No debes Pedir Perdón cuando…

Seguinos en nuestro canal de Youtube para ver más videos.

“No debes pedir perdón por marcar y mantener límites.”

Los límites en las relaciones, tanto del trabajo como de la familia o la pareja, incluso las amistades, son saludables.

A veces el otro no sabe ni siquiera que algo que hace nos afecta.

Es nuestro deber ser responsables de nuestros vínculos y pautarlos para que crezcan fuertes y sinceros, o bien se terminen y no nos generen daño innecesario.

“No debes pedir perdón por superar ciertas personas, lugares o cosas con las que antes conectabas.”

A lo largo de la vida pasamos por diferentes etapas vitales: la niñez, la adolescencia, la juventud, etc.

No debemos sentir culpa por dejar atrás aquellas cosas que detienen nuestro crecimiento.

“No debes pedir perdón por cambiar de parecer.”

Las personas cambiamos y vamos modificando nuestros gustos y hábitos.

Además no siempre respondemos evaluando una situación por completo, debemos darnos tiempo para pensar las grandes decisiones de la vida.

Si nos damos cuenta de algo que nos molesta o no nos conviene luego de haber pactado otra cosa, siempre se puede hablar.

Nada está escrito en fuego.

“No debes pedir perdón por abrazar el cambio.”

Los seres humanos evolucionamos y vivimos en un cambio constante.

No entender esto es estancarse y sabemos que “agua que no corre se estanca y pudre”.

“Vivir” es también estar abiertos a todas las posibilidades de cambio que se nos aparecen.

“No debes pedir perdón por disfrutar del viaje personal.”

Aprender a disfrutar de nuestro viaje personal es una de las cosas más bellas que nos puede pasar.

Ser curiosos en la vida y estar expectantes de qué encontraremos detrás de cada curva en nuestro camino es una de las formas de vivir plenamente en el aquí & ahora.

“No debes pedir perdón por tomarte el tiempo y el espacio para sanar.”

A veces nos sentimos culpables por pedir un espacio para “lamer nuestras heridas”.

Es muy importante entender que no siempre es fácil transitar un proceso de sanación cuando quien nos hirió está a nuestro lado.

La idea es comenzar a priorizarnos por sobre los demás, especialmente cuando estamos heridos, para poder mejorar como persona.


Si estás atravesando por una situación que te genera culpa o la necesidad de desahogarte y conversar con alguien. Te invitamos a que te contactes con nuestro equipo de psicólogos online.


“No debes pedir perdón por elevarte a tu verdadero potencial.”

Muchas veces nos sentimos culpables por ganar o mejorar por sobre otros.

El camino del crecimiento personal puede ser solitario por momentos, pero debemos entender que es mejor así.

No debemos sentirnos culpables por esto, ya que llegar a un nuevo nivel de perfección o crecimiento nos permitirá ayudar a otros mejor o más eficientemente.

“No debes pedir perdón por decidir priorizar tu salud mental”

Cuando sentimos que algo nos está haciendo mal sistemáticamente, y no podemos huir, es hora de priorizar nuestra salud mental y tomar las decisiones acertadas.

Un cambio hacia un espacio más saludable mentalmente, puede ser la posibilidad de dejar atrás sentimientos de culpa e insatisfacción sobre nuestras vidas.

No se pide permiso para ser felíz.

“No debes pedir perdón por darte a vos mism@ el amor que das a otros tan libremente.”

Si siempre fuiste alguien que ayudó a su círculo, incluso a desconocidos, ¿Por qué no podrías ayudarte a ti mismo?

A veces estamos tan acostumbrados a vivir para los demás que no nos damos cuenta por el abandono que estamos pasando.

Es muy importante comenzar a amarnos a nosotros mismos, sin que esto nos despierte culpa.

Recuerda: debemos estar bien nosotros primero para poder cuidar/ayudar a los demás.


“No debes pedir perdón por tomarte un tiempo para procesar cómo te sientes.”

Cuántas veces nos hemos sentido presionados para dar una respuesta a alguien sobre algo.

Este constante “¿Estás enojad@?” luego de que alguien nos lastimó.

Es muy importante saber retirarse de una escena y refugiarse en un lugar que nos inpire seguridad para procesar cómo nos sentimos.

Parar de Pedir Perdón por lo que Nos Hace Bien

Si sentimos que para ser felices precisamos realizar un cambio en nuestras vidas, y este cambio afecta a alguien, debemos luchar para conseguirlo.

Generalmente, solemos retardar tomar decisiones que nos llevaran a percibirnos más felices por miedo a incomodar o generar molestias a quienes afectan.

Lo cierto es que nadie cargará nuestras penas por nosotros.

Así que si lo sentimos, por más que le implique al otro una pérdida o dolor, debemos actuar sin culpa y ser egoístas en conseguir lo que nos hace bien.

Pedir perdón por Culpa o Ansiedad

Pedir perdón constantemente, no es saludable.

Por lo general, esto tiene que ver más con la ansiedad que con el remordimiento real, y cuanto más lo hacemos, más socavamos nuestra autoestima.

A veces solo tienes que hacer lo que tienes que hacer para proteger tu salud mental y sentirte lo mejor posible; y no hay vergüenza en eso!

Visita nuestro Instagram para saber más.

¿Cómo Dejar de Procrastinar? | 4 PSicoTips

como dejar de procrastinar procrastinación

En este artículo de Psicología on the go vamos a contarte 4 PsicoTips para que puedas dejar de procrastinar aquellas cosas que debes hacer ya y aún sigues dando vuelta.

Procrastinación, ¿Qué es?

La procrastinación puede ser entendida como el hábito de postergar, posponer o retrasar actividades y obligaciones que se deben hacer, reemplazandolas por otras de menor importancia o relevancia.

El significado de procastinar proviene del latín procrastinare, pro se traduce como adelante y crastinus mañana, posponer para adelante, mañana o más tarde.

como dejar de procrastinar procrastinación

¿Por qué procrastinamos?

Existen diferentes motivos por los cuales una persona puede ser procrastinadora, más aún en la actualidad donde nos vemos invadidos todo el tiempo de actividades y obligaciones que cumplir (laborales, familiares, de pareja, con amigos).

La sociedad nos demanda cada vez más ser seres productivos, donde tener tiempo de ocio parece ser sinónimo de holgazanería. El tiempo siempre debe ser productivo y entre más tareas nos proponemos más nos auto exigimos.

Procrastinar puede ser en algunas ocasiones una forma de evadir la demanda del exterior, utilizandolo como un mecanismo de defensa para controlar el estrés y la ansiedad que nos provoca cumplir con ciertas obligaciones y compromisos.

Por ejemplo, es usual que en la adolescencia cuando se presenta el momento de elegir una carrera, comencemos a procrastinar porque tenemos miedo de tomar esa decisión (si esta es tu situación podes leer nuestro articulo Orientación Vocacional).

Otras veces ser una persona procrastinadora puede estar relacionado con algún tipo de trastorno psicológico, donde hay dificultad para poder mantener la concentración en una actividad a la vez.

Además el uso de aparatos tecnológicos como las computadoras y los celulares, nos generan mayor distracción que dificultan enfocar la mente en las tareas a cumplir, sobre todo si esas actividades se realizan con la ayuda de algunos de estos artefactos.

Cuantas veces agarramos el celular para enviar un mail de trabajo y terminamos entrando a una red social, o encendemos la computadora para terminar una entrega para la facultad y de repente nos encontramos mirando un video en Youtube.

Seguinos en nuestro canal de Youtube para ver más videos.

Tipos y Formar de Procrastinar

Cuando procrastino mucho y veo esta actitud como un hábito que cada vez se instala mas en mi vida, debo estar alerta para saber por qué me está sucediendo esto, a diferencia si solo procrastino con un tema en particular.

Teniendo en cuenta la frecuencia con la que se posterga la resolución de ciertos temas, podemos hablar de dos tipos de personas procrastinadoras:

  • Procrastinadores eventuales: la acción de evadir o postergar se da esporádicamente
  • Procrastinadores habituales: la acción de evadir y postergar es algo frecuente y no importa el tipo de tarea que deba afrontarse.

Procrastinar puede traer como consecuencia, entre otras cosas, problemas para dormir bien, dado que nos quedamos con culpa por aquello que no hicimos durante el día y la noche suele ser un momento donde aparecen aquellos pensamientos.

También puede interesarte leer nuestro artículo ´´Cómo estudiar y aprender en casa´´.


ebook pdf controlar ansiedad

Descargate con un click nuestro libro digital con ejercicios y técnicas autoadministrables de psicología cognitivo conductual para aprender a controlar la ansiedad y los ataques de pánico.


¿Qué puedo hacer si procrastino mucho?

Si te consideras una persona que procrastina mucho y no encuentra como frenar este círculo de postergación constante, te recomendamos que leas los siguientes PsicoTips que pueden ayudarte a la hora de enfrentar tus obligaciones.

También puedes leer otro artículo que te ayudará a comprender mejor qué te sucede: ´´Rumiación Cognitiva, un fenómeno que provoca estrés y ansiedad´´.

Si observas que esto no es suficiente, quizás es hora de que consultes para comenzar tu terapia online y que un profesional de la salud mental te guíe para solucionar tu procrastinación.

4 PsicoTips para saber Cómo Frenar la Procrastinación y No Procrastinar

  1. Fija metas realistas: no te propongas objetivos muy grandes desde el principio, divídelo en pequeñas tareas. Asi sentiras que la actividad es menos pesada y más llevadera. Reducirás el nivel de estrés y exigencia.
  2. Ponte horarios: organizar tu tiempo con recreos durante la tarea, te ayudará a mantener el foco de atención en lo que debes hacer, dándote pausas para despejar la mente. Ojo, intenta que esas pausas también tengan un tiempo determinado y no se extiendan más de 15 o 20 minutos, cada 1 hora u hora y media.
  3. Encuentra un lugar cómodo: tener un espacio en el que te sientas a gusto posibilita estar relajado y distendido para ponerte en marcha con lo que debes resolver.
  4. Deja de lado lo que puede distraerte: si no necesitas tu celular para hacer esa tarea, es aconsejable que lo pongas en modo silencioso y lo dejes lejos de tu vista, lo mismo con cualquier otro aparato que llame tu atención (computadora, televisión, tablet).

Esperamos que estos tips te sean de ayuda para no procrastinar más y pongas manos a la obra! Te invitamos a que visites nuestro Instagram para más PsicoTips.