Los Celos después de una Infidelidad ¿Qué son y cómo sanarlos?

En Psicología On The Go recibimos muchas consultas de parejas sobre los celos luego de una infidelidad. Explicamos que son algo natural y no hay nada de qué avergonzarse, después de todo no son solo síntomas del trauma, también son una declaración de amor.

Los celos, “la ira de eros” cómo se lo llama en la bibliografía griega, tienen que ver con la pasión, el amor y, en muchos casos, con el proceso de sanación que la pareja atraviesa después de una infidelidad.

Es importante entender que esta emoción se suele presentar ante el miedo de perder al ser amado, perderle incluso luego de que se descubrió la traición.

“Las personas celosas sufren cuatro veces : porque soy celosa, porque me culpo de serlo, porque temo de que mis celos lastimen a la otra persona, porque me permito someterme a una banalidad: sufro de ser excluída, de ser agresiva, de estar loca y de ser común.”

Roland Barthes
  1. ¿Qué tipos de celos aparecen después de descubrir una pareja infiel?

    Al descubrir la infidelidad la persona traicionada se encuentra en estado de shock. Lo más normal es que luego del enojo inicial, sobrevenga la presencia de celos.

    Estos celos no son lo mismo que los celos enfermizos o también conocidos como “celotipia”, los cuales se deben a escenas de abandono infantil que entran en conexión con el presente.

    Si bien los celos luego de descubrir una infidelidad son similares a estos celos patológicos, por su contenido obsesivo (rumiación de pensamiento e imágenes de la pareja traidora con el amante), se explican por la magnitud del trauma que implica el descubrimiento de la traición de la pareja.

  2. ¿Cómo sanar los celos luego de una infidelidad?

    El primer paso para sanar los celos después de una infidelidad es reconocer que los tenemos. Poder mostrarnos vulnerables frente a nuestra pareja y pactar que haya un compromiso mutuo para hablarlos, “trabajarlos”.

    En nuestra terapia de pareja online para casos de infidelidad, trabajamos los celos en la etapa inicial luego de la crisis para poder ayudar a que estas emociones circulen libremente dentro de la pareja.

    Nos debemos apoyar mucho en la validación emocional de los celos durante la etapa inicial de reparación de la infidelidad. La pareja infiel que traicionó se debe comprometer a “estar” emocionalmente conectada y presente para escuchar y recibir los embates de reclamos de la parte traicionada.

    Con la persona traicionada aplicamos los principios de terapia para los celos e inseguridad en sesiones individuales, buscando ayudar a la pareja traumatizada a controlar los pensamientos automáticos, guiándola en el tipo de preguntas que conviene hacerle a la pareja traidora y haciendo que poco a poco disminuyan las emociones poco constructivas de los celos.

  3. ¿Son buenos los Celos después de una infidelidad?

    Si, contrario a lo que podemos pensar los celos después de una infidelidad pueden ser buenos solo si la pareja recibe el asesoramiento correcto. Este puede ser brindado por un psicólogo de pareja o asesor matrimonial especialmente entrenado para tratar el trauma que sigue a una infidelidad.

    Los celos enfermizos después de una infidelidad son algo esperable (imágenes del amante con la propia pareja y obsesionarse con preguntas por ejemplo sobre los detalles sexuales de los encuentros) son cosas que no se pueden evitar, pero sí dirigirlos constructivamente.

    El shock de la infidelidad traumatiza, pero durante el proceso de sanación después de la infidelidad en una pareja, el psicólogo puede ayudar a que este trauma y las emociones que se desprenden de él, como los celos, ayuden a quien fue traicionado a encontrar la voluntad de mantener la relación en pie.

  4. ¿Qué función cumplen los Celos luego de una Infidelidad?

    Hoy en día hablar de los celos en relación con el amor “sano” es algo tabú, pero en nuestras sesiones de terapia con parejas para superar una infidelidad, hemos encontrado que muchas veces los celos permiten mantener cierta tensión sexual e incluso pueden ayudar en el proceso de superar una infidelidad.

    El miedo a perder a alguien o algo se encuentra muy presente cuando hablamos de relaciones humanas: perder un lugar de privilegio respecto a alguien, “ser el/la favorito/a” de alguien, “ser el/la único/a” para alguien… Y esto es así porque el vínculo romántico con nuestra pareja nos define.

    Por eso es tan traumática una infidelidad: perdemos nuestra identidad. En parte, los celos que nos despierta la posible traición (o traición ya consumada) de nuestra pareja es debido al miedo de “no saber más quién soy”.

    Toda la historia de amor previa al descubrimiento de la fidelidad se pone en duda. La pareja traidora se pone en duda: no sabemos a quién tenemos frente nuestro. Nosotros mismos no sabemos quiénes fuimos ni somos realmente.

    Los celos en una infidelidad pueden ser entendidos entonces como un recurso de autoprotección de la persona traicionada ante la presencia de un tercero en la relación, pero también, una balsa para poder sostener el vínculo de pareja más allá de la traición.

  5. ¿Cuál es la Diferencia entre la Envidia y los Celos luego de una infidelidad?

    Cuando en la terapia de pareja online hablamos de emociones, las parejas preguntan frecuentemente ¿Cuál es la diferencia entre la envidia y los celos?

    Una diferencia posible entre ambas emociones surge al definirlas: la envidia se relaciona con algo que queres pero no tenes, y los celos con algo que ya tenes y temes perder.

    Es decir que en caso de la envidia hace falta solo dos “personajes”, el envidioso/a y el envidiado. Con los celos hacen falta tres.

    Es importante la psicoeducación sobre estas emociones, especialmente durante una crisis de separación de pareja donde nuestro mundo emocional se vuelve una “montaña rusa”.


TEST de Pareja GRATIS disponibles en nuestra web:


Artículos recientes sobre Terapia de Pareja en linea:


Cómo te darás cuenta el trabajo que conlleva superar los celos después de una infidelidad, no es nada fácil, pero si ambos están comprometidos a querer continuar con la relación, junto a un profesional capacitado podrán salir adelante y fortalecer aún más la relación.

No tengas vergüenza, no creas que sos la única persona que está transitando por este difícil momento, el 90% de nuestras consultar por terapia de pareja son por motivos de infidelidad.

Escribinos y reserva tu turno, te garantizamos un espacio de escucha, contención y 100% confidencial.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


Terapia de Aceptación y Compromiso

En este artículo de Psicoeducación vamos a hablar sobre la Terapia de aceptación y compromiso, una de las psicoterapias más conocidas hasta la fecha dentro de las Terapias de Tercera Generación.  

Terapia de Aceptación y Compromiso, ¿Qué es?

Terapia de Aceptacion y Compromiso

La ACT, Aceptación y Compromiso, es un enfoque terapéutico basado en evidencia científica, que se basa en la idea de que el sufrimiento de las personas se ocasiona por la evitación de pensamientos, sentimientos, recuerdos, que son vividos como negativos.

La Terapia de Aceptación y Compromiso emplea, como su nombre lo dice, la aceptación de las emociones, pensamientos y sentimientos en el aquí y ahora.

Esta capacidad de aceptar el presente está ligada con el compromiso de accionar de acuerdo a los valores personales y acompañada de estrategias de cambios que posibiliten la flexibilidad psicológica.

Por lo tanto para la ACT lo relevante no es el contenido de los pensamientos, sino más bien la función que ellos tienen de acuerdo al contexto en el que se suscitan.

Objetivo de la ACT

La psicoterapia de aceptación y compromiso tiene como fin eliminar la rigidez de pensamiento, utilizando herramientas básicas como el estar conectados con el presente (Mindfulness) y el desarrollo y compromiso con los propios valores.

Técnicas de Terapia de Aceptación y Compromiso

Este tipo de psicoterapia emplea diferentes ejercicios que se realizan según una agenda terapéutica, la cual se irá adaptando a cada paciente en particular y a su objetivo específico.

Es decir que esta agenda será una guía que ayudará tanto a terapeuta como paciente en el proceso de resolución del conflicto. 

Lo importante, como ya hemos mencionado anteriormente. es determinar cuáles son los valores del consultante y el compromiso que mantiene con estos.

Terapia de Aceptación y Compromiso: técnicas más comunes

Principios de la Aceptación y Compromiso

La terapia ACT se basa en 6 principios que posibilitan la flexibilidad psicológica. 

Entendiendo que el sufrimiento está causado por la evitación de aquello que es vivido como negativo, la terapia de aceptación y compromiso fomenta aceptar el dolor como parte de la vida.

6 principios de la ACT:

1 Aceptación: consiste en conocer nuestras emociones, pensamientos, sin criticarnos. Respetarnos y tratarnos con cariño y amor.

2 Defusión Cognitiva: reconocer los pensamientos sin juzgarnos por ellos.

3 Experiencia presente: se inicia un proceso de conexión con el presente, conectando mentalmente con el aquí y el ahora.

4 El Yo observador: implica desprenderse del yo conceptualizado para no emitir juicios de valor acerca de las experiencias que vivimos, así como tampoco de nuestras emociones y sentimientos.

5 Claridad de valores: se realiza un trabajo de introspección para reconocer cuales son nuestros propios valores y creencias.

6 Acción comprometida: implica emprender metas y proyectos que estén ligados con nuestros propios valores.

¿Para qué patologías sirve la ACT?

La Terapia de Aceptación y Compromiso para la depresión tiene resultados muy favorables, así como también para trabajar la ansiedad, el estrés, duelos patológicos o enfermedades crónicas.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


Crisis de pareja después del primer Hijo

Crisis de pareja después del primer Hijo
Crisis de pareja después del primer Hijo

Tener una crisis de pareja después del primer hijo es habitual en la mayoría de los matrimonios. Por eso en este artículo te contaremos cuales son las causas de este fenómeno, cómo lo tratamos en nuestra terapia de pareja online y cómo hacer para salir adelante en esta etapa de la vida.

Diferentes etapas dentro de una pareja

Las parejas, al igual que las personas, atraviesan diferentes ciclos vitales a lo largo de los años, que ocasionan cambios en el vínculo y por lo tanto algunas dificultades a afrontar.

Si la relación vence esos obstáculos, el matrimonio continúa adelante más fortalecido y sólido que antes, con cambios de roles, de costumbres y de dinámica.

Primera etapa

La primera etapa que vivencia una pareja es la del enamoramiento. En este momento, que suele durar entre 6 meses y 1 año, la relación vive un estado idílico, en el que se potencian todas las virtudes y se pasan por alto aquellas cosas que no nos gustan del otro.

Es habitual que esas dos personas estén más centradas en el vínculo, tengan un deseo constante de estar con el otro y la pasión sea un gran componente en la relación.

Segunda etapa

Luego de esta etapa, el enamoramiento va dando paso al amor, al amor real, en donde veo en mi pareja no solo sus virtudes sino también sus defectos. Si a pesar de ello esa persona me sigue agradando y el deseo de estar juntos está presente, la relación se volverá más sólida.

Tercera etapa

Una tercera etapa, cabe aclarar que no todas las parejas desean pasar por estos ciclos ni lo hacen en el mismo orden, llega la convivencia. Aparecen las ganas de construir juntos un nuevo hogar, con reglas y costumbres propias de cada pareja.

Las dificultades aquí también se harán presentes: quien asumirá ciertas tareas domésticas, cómo se manejara el dinero y muchas otras cuestiones que harán tambalear la relación.

Si la pareja continua aparece el deseo de convertirse en padres, ampliando la familia con un nuev@ integrante, y es aquí donde nos detendremos a explicar que sucede en este ciclo vital.

¿Qué desencadena la crisis de pareja después del primer hijo?

La crisis de pareja después del primer hijo se ocasiona en muchos matrimonios por una multiplicidad de factores, que no están relacionados con la capacidad de esas personas de ser padres o madres, sino de la dinámica en su vínculo.

Un bebé en sus primeros meses de vida demanda mucho tiempo, sobre todo de la madre, quien será la que le de de alimentar. Este es un gran factor de estrés.

Las pocas horas de sueño que los progenitores tienen puede generar irritabilidad, cansancio y falta de concentración, lo que hará que el humor se vea afectado.

Las mujeres además en el posparto pueden vivenciar síntomas de depresión, ocasionados por cambios hormonales, lo que podría perjudicar el vínculo de pareja.

¿Qué miedos desencadenan la crisis de pareja después del primer hijo?

Además el primer hij@ puede despertar muchos temores en cuanto a cómo desarrollar la paternidad y maternidad, se ponen en juego vivencias infantiles y modos de crianza de cada uno.

Esto puede generar un choque a la hora de ponerse de acuerdo en cómo se hacen determinadas tareas, como se baña al bebé, como se lo acuesta, que horarios hay para cada tarea, etc.

Otro factor importante es la familia de cada integrante de la pareja, quienes estarán más presentes en la dinámica del día a día y pueden perjudicar la relación, con intromisiones o críticas.

También se debe tener en cuenta que el área sexual se verá notablemente perjudicada, el deseo sexual en la mujer disminuirá, y a veces en el hombre también por la falta de sueño y el estrés diario.

Algunos de los factores que ocasionan una crisis de pareja después del primer hijo son:

  • Cambios de horario
  • Cansancio
  • Estrés
  • Prioridades diferentes
  • Desorganización en la rutina
  • Miedos sobre el rol nuevo
  • Disminucion en la frecuencia de las relaciones sexuales
  • Mayor presencia de la familia política

TEST de Pareja GRATIS disponibles en nuestra web:


Artículos recientes sobre Terapia de Pareja en linea:


¿Cómo afrontar la crisis después de la llegada del primer bebé?

Primero es importante entender que los cambios que se producen en la dinámica del vínculo son esperables y lógicos en esta nueva etapa que se está viviendo.

Segundo debemos aumentar el diálogo con la pareja, para saber cuales son las necesidades de cada uno y cómo aprender a funcionar en equipo en la crianza del hij@.

Tercero aprender a manejar los nuevos conflictos siendo asertivos y evitando las críticas o los agravios, que sólo harán aumentar el enojo y la distancia emocional.

Cuarto, ser empáticos, comprender que ambos están atravesando un momento muy deseado y quizás esperado, pero no por ello menos difícil.

Y quinto y último, comenzar terapia de pareja para encontrar un espacio propio de pareja en el que ambos integrantes puedan expresar cómo se sienten y que necesitan del otro en esta nueva etapa.

Lo importante es no ver a mi pareja como un rival, sino como un/a compañer@ en quien puedo apoyarme para transitar este nuevo camino de una forma más amena y feliz.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go


Motivos para separarse o divorciarse ¿Deberías hacerlo?

motivos para separarse razones para divorciarse
motivos para separarse razones para divorciarse

Si uno los busca, siempre va a encontrar motivos para separarse. Tanto las relaciones cómo las personas NO son perfectas.

En este artículo de Psicología On The Go te contamos un poco más sobre qué motivos, razones o causas uno puede tener para separarse de su pareja y pensar si estamos tomando la decisión correcta.

¿Qué motivos para separarse o divorciarse son los más comunes?

Las razones más comunes que expresan las personas como motivos o razones para divorciarse son:

📌 Infidelidad
📌 Incompatibilidad
📌 Abuso de sustancias
📌 Desconexión emocional, física
📌 y dificultad para comunicarse
(Amato y Previti, 2003)

Sin embargo, sabemos a través de nuestra terapia de pareja online que los consultantes pueden tener otras motivaciones personales para separarse. Cuando la insatisfacción cubre una relación de pareja, muy difícilmente se pueda revertir.

Sin embargo, siempre hay una posibilidad de renovar la relación si ambas partes tienen un compromiso suficiente y están dispuestas a trabajar en su vínculo.

¿Cuáles son razones válidas para un divorcio o separación?

Las razones para un divorcio o para plantear una separación en la pareja pueden ser muy variadas, sin embargo todas tienen algo en común… muchas veces se ven en el otro y pocas veces tomamos responsabilidad por ellas.

Como es de esperar, la mayoría de las personas consideran que su pareja fue el/la principal responsable de la separación y de las razones para divorciarse.

Cuánto más las personas piensan que las casusas de la separación son externas en lugar de internas (problemas en ellos mismos) mejor logran procesarlo si es que efectivamente se separan luego.

Sin embargo, sin ayuda profesional de un terapeuta de pareja, el matrimonio pierde la posibilidad de crecer y aprender a transformarse en esa relación que ambas partes siempre soñaron… o al menos, acercarse un poco más a ella.

¿Cuáles son los principales motivos para separarse que presentan las parejas?

Las personas que llegan a decidir separarse pueden dividirse, básicamente en 2 grupos:
📌 los que tienen fuertes discusiones que escalan y,
📌 aquellos que se encontraban emocionalmente desconectados (Amato y Hohmann-Marriott, 2007)

Cuando las discusiones escalan es muy difícil poder controlarnos y no lastimar al otro. Hay algo de nuestro instinto animal de “lucha” que se activa y perdemos el control de lo que hacemos o decimos.

Esto no solo presupone un peligro para la continuidad de la relación, sino para el bienestar psicológico y hasta físico (en el caso de la violencia doméstica).

Según Gottman (Gottman y Levenson, 1992), existen 4 “jinetes” en las relaciones que predicen la posibilidad de divorcio y que es beneficioso conocer.

Desde la terapia, cuando las parejas escalan, los ayudamos a bajar esos niveles de enojo e intentamos enseñar a comunicarse de una manera más saludable, que no genere malestar y sea productiva.

Por otro lado, los matrimonios que se encuentran emocionalmente desconectados, van a tener la sensación de que están solos pero acompañados. La relación se vuelve una “cascara de nuez” vacía, sin profundidad.

Esta desconexión en las parejas no solo puede llevar a la separación, sino que también a infidelidades durante la relación y a que el proceso de divorcio, si llegase a ser tal, sea aún más difícil ya que ninguna de las dos partes “siente algo” por el otro.

¿Cómo decidir separarse o no de una pareja?

Cuando la gente duda si seguir o no, son casos donde la posibilidad de separación es muy alta (más del 50%) y serían más ventajosas sesiones individuales de terapia individual online para que la persona decida qué quiere hacer realmente respecto de su pareja o matrimonio.

Luego de definir esto de manera individual, luego sí es conveniente comenzar una terapia de pareja (Owen et al, 2012; Doherty y Harris, 2017).

¿Cómo se trabaja en terapia los motivos para separarse de la pareja?

El terapeuta buscará dar cuenta de los motivos por los cuales cada una de las partes seguiría en la relación o no, buscando ver qué motivos hay para no separse y qué razones de divorcio ven en la relación.

A veces los motivos para mantenerse unidos tienen que ver con la religión, la familia política, los hijos, etc. Cosas que no tienen que ver con el vínculo en sí.

Cuando los motivos para no separarse no tienen que ver con el vínculo, se trata de cosas que quedan por fuera de la pareja y se deberían conversar individualmente. 

Lo importante y fundamental para una relación, es realmente querer estar en ella.


Visita nuestro Instagram Psicología On The Go



TEST de Pareja GRATIS disponibles en nuestra web:


Artículos recientes sobre Terapia de Pareja en linea:


¿Por qué es importante hablar de las relaciones abiertas (noMonogamias)?

Hay una gran necesidad de encontrarse con otras personas. Las personas con estas curiosidad, sienten que deben dejar atrás su soledad. Lo cierto es que hay muy pocos espacios donde estas personas pueden compartir sus ideales y gustos.

Los inicios de las relaciones abiertas

Los espacios de pertenencia para la gente no monógama, en un inicio debían ser creados por si mismos/as. En un principio era difícil encontrar gente que hablara abiertamente de esto y menos que lo practique.

Mucha de la información se encontraba en inglés, por lo que se debía traducir el material para poder obtener un poco de orientación al respecto de las relaciones abiertas. 

Sucede que en las grandes urbes es donde está la vanguardia en todo, y en cuanto al amor libre, también. Allí es donde se genera la información y el intercambio de los saberes respecto a las relaciones más libres que hoy conocemos.

Hablemos de amor, o mejor dicho: Poliamor

Todos sentimos una gran necesidad de hablar del amor y de las relaciones afectivas. Y en la práctica monogámica, es muy frecuente sentir que hay ciertas incomodidades a compartir. Algunas de ellas:

-Pensamos que el respeto pasa por la exclusividad sexual y afectiva.

-Asociamos amor al control de nuestra pareja.

-Pensamos la amistad y la pareja como dos cosas separadas.

Es importante que si estamos transitando un proceso o una relación diferente a la de la mayoría, busquemos juntarnos con gente que piense como uno. Es interesante pensar en co-crear herramientas concretas para construir relaciones abiertas.

Crear herramientas para transitar las relaciones abiertas

  • Consenso
  • Consentimiento
  • Poder lidiar con la incertidumbre.

Es fundamental juntarse, aprender y sistematizar aquellas vivencias que han experienciado las personas que adhieren a las relaciones abiertas. 

Cuestionamientos sobre las relaciones tradicionales o monogámicas

¿Por qué a tanta gente le hace ruido romper con la exclusividad sexual y afectiva?

A veces se cree mundanamente que el respeto personal dentro de una relación pasa por la exclusividad sexual y la afectividad. Pasando por alto cuestiones como violencia, control.

¿Por qué asociamos el control y la posesividad en nuestras relaciones afectivas?

“Yo quiero tener una relación pero también ser libre”. Relacionamos usualmente el amor y cariño con el control absoluto.

¿Qué es lo que divide a una relación amorosa de las amistades?

Es interesante pensar por qué debería haber diferencia entre ambos tipos de vínculos.

¿Qué son las relaciones no monógamas?

Tenemos en la cabeza instalada en un modelo hegemónico de la relación. Tenemos el mundo de relaciones posibles como monógamas y no monógamas.

Lo cierto es que no existe una homogeneización de las relaciones no monogámicas y se trata de un grupo de tipos de relaciones de lo más diversas.

Lo común es que ninguno de los esquemas relacionales dentro de la no monogamia se define por el número de parejas/relaciones. Se puede tener una sola relación y considerarse poliamoros@